Dieta y salud bucodental

Tras la Navidad y sus consiguientes excesos y con la llegada del nuevo año y los buenos propósitos, es probable que estés en ese grupo de personas que esté pensando en perder unos kilos. Un propósito muy loable, pero eso sí, ¡atentos a la relación dieta y salud bucodental!

Dieta y salud bucodental

Ante todo la premisa es clara: si te pones a régimen elige una dieta sana y equilibrada. Puede que te cueste más tiempo deshacerte de esos kilos de más, pero a la larga esa pérdida será más duradera y tu salud no se resentirá. Además de estos beneficios hay otra razón de peso (nunca mejor dicho) para tener cuidado sobre el tipo de régimen a elegir: tu salud bucodental.

Muchos estudios avalan la relación entre dieta y salud bucodental. Consultada la Clínica Dental Puentedura, estas son las advertencias que nos transmiten:

  • Dietas bajas en grasas: este tipo de dietas obstaculizar la correcta absorción de vitaminas que son solubles en grasa, como las vitaminas A, E, K y D. Esta última es especialmente decisiva para nuestros dientes, ya que está directamente relacionada con la absorción de calcio. Cuando este no es bien absorbido, tanto los huesos como los dientes empiezan a desgastarse.Otro posible efecto negativo de las dietas pobres en grasas es que aminora la producción de dopamina, un neurotransmisor responsable de mejorar los estados de ánimo. Cuando en nuestra dieta eliminados los ácidos grasos omega 3, nuestro nivel de ansiedad y estrés aumenta, lo que puede provocar episodios de bruxismo (una afección molesta y que desgasta los dientes).
  • Dietas cetogénicas (bajas en carbohidratos): pueden producir halitosis, que se puede combatir con con un cepillado regular de dientes y lengua y resfrescando el aliento con ingredientes naturales como la menta o el perejil. Lo malo es que este tipo de dietas además puede provocar pérdida de masa muscular, fatiga y, en casos más graves, problemas de corazón.
  • Dietas depurativas: no pasa nada si pasas un día o dos a base de ingesta de frutas, pero los altos niveles de ázucares y ácidos pueden dañar el esmalte de los dientes (lo cual puede provocar caries).
  • Dietas muy bajas en calorías: evidentemente en casos extremos estaríamos hablando de malnutrición, además de una bajada considerable de los niveles de minerales y vitaminas en nuestro organismo. Todo ello puede provocar en nuestra boca la reducción del esmalte que protege a los dientes, la debilitación de la mandíbula (lo que hará que los dientes se muevan o se caigan) y una mala salud de las encias que puede llevar a grandes infecciones.

(Derechos de imagen: Consejo general de colegios de dentistas de España)

Como vemos, y tal como nos han asesorado en Clínica Dental Puentedura, existe una estrecha relación entre dieta y salud bucodental. Antes de someterte a un régimen de adelgazamiento, consulta con tu odontólogo de confianza: sabrá la salud de tus dientes y podrá aconsejarte qué dieta puede causarte menos problemas dentales.

Síguenos en Redes Sociales

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies