¿Maniquí o modelo?

maniquí o modelo granada de moda

Tanto si tienes una tienda física (pero muestras como es preciso tus productos en redes sociales) como si solo vendes online, sabes de la importancia que tienen las fotografías para transmitir los valores y características de los mismos. Si no tienes presupuesto para poder contratar modelos profesionales, puedes recurrir a modelos amateurs o a los maniquíes y a esa elección vamos a destinar este artículo. Vamos allá:

¿Maniquí o modelo?

Lo más eficaz sería combinar ambos; puedes recurrir a modelos amateurs para realizar fotografías de inicio de temporada (e imprimir pósters decorativos para la tienda, por ejemplo, o usarlas como fotos de portada de tus redes sociales) y usar los maniquí para las publicaciones diarias en redes sociales.

La ventaja de las modelos amateurs es que son capaces de transmitir a través de sus gestos y mirada: interpretan la ropa que visten en la sesión fotográfica. La de los maniquís, lo económico que son (puedes usar el mismo maniquí innumerables veces y adaptar la ropa a sus medidas); además puedes encontrar en el mercado ya muchos tipos diferentes de maniquís, que pueden adaptarse bastante a la línea de tus productos, como los maniquís retro, los de líneas depuradas para moda o complementos más modernos, los “realistas” que permiten jugar con el maquillaje, etc.

maniqui o modelo granada de moda

Ya hablamos de la importancia de la fotografia de productos en este artículo, y es que la imagen transmite mucho más de lo que imaginas; dependiendo de cómo sea esa imagen una camisa básica puede dar mucho juego y convertirse en la prenda estrella de tus ventas online, por ejemplo.

Si te dedices por realizar un reportaje con modelos amateurs, tómate tu tiempo: es mejor quedar unos días antes con los y las modelos para que conozcan los productos que vendes, probar los diversos outfit para comprobar cuáles les sientan mejor (da igual lo atractivo/a que sea un modelo: si la ropa no le sienta bien las prendas no lucirán), decidir si la sesión se realiza en la tienda, en la calle o en estudio teniendo en cuenta la iluminación que se requiere, etc.

Si optas por usar maniquís, además de elegir el tipo que más se aproxima al tipo de productos que vendes, procura que el mismo no distraiga al consumidor, es decir, que el enfoque sea en trasmitir tu marca. Puedes usar una decoración mínima que refuerce la prenda a mostrar, pero siempre teniendo en cuenta que es la prenda la protagonista y no el maniquí :).

¿Maniquí o modelo? Tú decides, GranadaDeModa espera haberte ayudado a decidir.

Síguenos en Redes Sociales

Un comentario sobre “¿Maniquí o modelo?

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *